¿Estamos mejor preparados para los incendios forestales?



Por: 4 Ojos Comunicaciones.

21 mil hectáreas de superficie forestal incendiada es la cifra que maneja Conaf respecto de esta temporada estival. Un número notablemente menor al del año pasado, que llegó a las 560 mil hectáreas.

Los meses de enero y febrero de 2017 tuvieron como protagonistas a los incendios forestales en la zona centro sur de Chile, que se transformaron en la emergencia forestal más grande de nuestra historia.

Un año después, Pablo Lobos, gerente de protección contra incendios forestales de la Conaf, dice que se ha avanzado, pero aún queda bastante en la concientización de la población.

El directivo explica a Diario UChile que “los incendios han disminuido muy poco en cuanto a cantidad. Lo que ha bajado considerablemente es la superficie afectada, no así el número de siniestros. Por ejemplo, hasta este jueves llevábamos casi 3.500 incendios y el año pasado llevábamos 3.700. El  promedio del quinquenio pasado fue también de 3.700 incendios, por lo tanto, no es considerable la baja en ocurrencias. La gente sigue provocando incendios, a pesar de las campañas y de lo ocurrido el año pasado”, afirma.


Aun así, la gran disminución en las superficies afectadas es de enorme valor para los bosques de Chile. Las causas de ello, según Lobos, son varias.

Por un lado, las condiciones meteorológicas de esta temporada han sido más benignas: “Si bien hemos tenido episodios de alto riesgo, han durado tres o cuatro días, para posteriormente darse a la baja producto de la vaguada costera y otros fenómenos”, afirma Lobos.

El ingeniero forestal añade que el factor climatológico no es una variable que explique la disminución por sí sola y, en ese sentido, piensa que Conaf aprendió las lecciones que dejaron los incendios del año pasado, aumentando su eficiencia.


“Nosotros utilizamos la estrategia de cubrir más territorio. Necesitábamos llegar más rápido a las zonas afectadas. Teníamos un promedio de llegada a los incendios cercano a los 20 ó 30 minutos. Ahora nos reforzamos con más flota aérea, lo que ha ayudado a bajar los tiempos considerablemente”, explica a Diario Uchile.


Es así que a esta altura, el año pasado, ya habían sido declarados 139 incendios de magnitud, es decir, sobre las 200 hectáreas, mientras que en lo que va del 2018 solo se han registrado 18.

En otro orden, se ha mejorado prevención, con la construcción de cortacombustibles y el trabajo que han mantenido con actores de las comunidades locales, tales como municipios, Bomberos, Fuerzas Armadas, el mundo privado y las empresas forestales.


El alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, considera muy favorables las condiciones ambientales actuales y, en contrapartida, critica en parte el trabajo que se ha hecho con los municipios para enfrentar los incendios forestales.

Concretamente, el edil apunta sus cuestionamientos a la tardanza, asegurando que si hoy ocurriera un incendio, la gente no sabría cómo enfrentarlo.

“La teoría debió haber sido en invierno, para poner en práctica todo lo que se dice desde diciembre. Yo creo que ha sido mucha teoría. Se está trabajando en conjunto, eso no lo puedo negar, pero si se dieran las condiciones quizás tendríamos una tragedia similar a la del año pasado en localidades como San Ramón y en la zona sur de Constitución”, advierte.

0 comentarios:

Sitio Web

Diseño y Gestión Web por ZOEK
Contenidos y Comunicaciones por 4 Ojos Comunicaciones