San Felipe, Los Andes y otras tres comunas fueron declaradas con escasez de agua

Por: 4 Ojos Comunicaciones

La escasez de agua afecta a 61 comunas del país que figuran en los decretos de la DGA que permiten tomar medidas para mitigar el problema. 

La información fue consignada el pasado 2 de febrero por La Tercera, indicando además que la Dirección General de Aguas (DGA) posee hoy seis decretos vigentes de escasez, el último de ellos firmado el pasado jueves 1 de febrero. Dichos decretos abarcan en total, a 61 comunas afectadas por el fenómeno y en las que viven 2.617.934 habitantes que representan un 14,89% de la población del país.

En los decretos figuran comunas como San Antonio, Concón, La Ligua, Zapallar, La Calera, Talca, La Serena, Coquimbo, Melipilla, San Felipe, Santa María, Catemu, Panquehue y Los Andes, estas últimas cinco son parte del último decreto aprobado este jueves.

Sequedad de pozos, vertientes y napas subterráneas, además del déficit de precipitaciones, son algunas de las razones que explican la escasez de agua en las distintas comunas. También son diversos los motivos por los que la autoridad emite un decreto. 

Estos últimos se dictan a fin de proveer de herramientas a usuarios del agua y a la población en general para reducir al mínimo los daños derivados de la sequía. Del mismo modo, otorgan atribuciones a la DGA para establecer criterios y delimitaciones para las autorizaciones de extracción de aguas.

“Sólo habiendo decretos de escasez hídrica la DGA puede participar de la distribución de las aguas, incluso llegando a intervenir un río. También la Dirección de Obras Hidráulicas, que puede empezar a extraer aguas en pozos que tienen para situaciones de emergencia. Es el caso de los pozos en Llay Llay, en Panquehue, o en el río Aconcagua, entre otros”, señala a La Tercera Carlos Estévez, director general de Aguas.

En un contexto en el que la escasez hídrica es un tema mundial -como lo demuestra la situación que enfrenta Ciudad del Cabo, que podría ser la primera ciudad en el mundo que en 2018 quedaría literalmente sin agua-, la formación de profesionales expertos en hidrología es imperativa.

Así lo señala a La Tercera, Pablo García, académico de la Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza de la U. de Chile, donde se encuentran trabajando en la creación de la carrera de Hidrología para enfrentar el problema.

“Chile necesita hidrólogos con urgencia, carrera que hoy no existe en nuestro país, pero que se encuentra en proceso de formación en la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile, y que debería abrirse en el año 2020”, afirma García.

El académico sostiene que, a menos que se tomen medidas, Chile no está lejos de vivir una situación similar a la de Ciudad del Cabo. La urbe se ve afectada por tres factores: una sequía de muchos años, un nulo control de la expansión urbana, acompañado de una ausencia de valoración del recurso por parte de la población, y un rápido y sorpresivo cambio climático.

“Estamos siguiendo el mismo camino en Chile. La agricultura y la urbanización se encuentran fuera de control, y ninguno considera el recurso hídrico como factor de expansión. El chileno tampoco tiene “cultura del agua”. El desastre ocurrido en Sudáfrica nos puede ocurrir perfectamente en un futuro cercano”, advierte Pablo García.

0 comentarios:

Sitio Web

Diseño y Gestión Web por ZOEK
Contenidos y Comunicaciones por 4 Ojos Comunicaciones