Isla de Pascua inicia la lenta recuperación de flora nativa arrasada por últimos incendios

Técnicos sostienen que el proceso es lento y que podría demorar al menos una década o “bastante más”.

Por: www.lignum.cl
“El daño es grande, y la recuperación será lenta” es el diagnóstico en que coinciden técnicos y autoridades de Isla de Pascua al hacer una primera evaluación de los seis incendios casi simultáneos que arrasaron hace una semana 205 hectáreas de árboles, arbustos y pastizales con abundante flora nativa.

Desde el miércoles último se encuentra en la isla un equipo de técnicos de Conaf, realizando un catastro más exhaustivo de lo que ocurrió y levantando una propuesta para reforzar las tareas de prevención y combate del fuego en la isla, para lo cual será necesario zonificar los niveles de riesgo.

La directora provincial de Conaf en Rapa Nui, Ninoska Cuadros Huke, indicó que si bien está claro que el nivel de daño es alto, “todavía no tenemos una evaluación fina respecto del impacto en la flora nativa, especialmente en el volcán Rano Kau, que tiene un cráter de 1,5 kilómetros de diámetro y una pronunciada pendiente donde existe una abundante vegetación y microfauna”.

Explicó que en ese lugar fueron plantados los 60 tolomiros que fueron traídos desde Alemania. Este es un arbusto endémico de la isla, que se extinguió hace unos 30 años y que se ha vuelto a introducir. “No sabemos todavía si se quemaron o pudieron salvarse”.

La ingeniero agrónomo Katiki Pate Tuki señala que el proceso de recuperación del suelo y la flora nativa demorará no menos de 10 años, porque existe un fenómeno generalizado de erosión y el suelo está muy degradado en algunos sectores.

“Nada se podrá hacer mientras la propia gente no entienda la importancia de la recuperación del suelo y no siga quemando el pasto, creyendo que -como lo han enseñado los antiguos- eso hace que crezca un pasto nuevo para la alimentación de sus animales, porque eso no es así”.

Ninoska Cuadros sostiene que es muy prematuro establecer plazos para la recuperación de la vegetación autóctona quemada, “ya que no tenemos aún el informe sobre la intensidad del daño y las especies que han sido afectadas, pero creo que podría demorar bastante más de 10 años”.

Añade que la destrucción causada por los incendios afectará también la cultura de la isla, ya que van a escasear muchas plantas que han sido utilizadas por varias generaciones como medicamentos o en rituales ancestrales.

“En el cerro Pui, por ejemplo, durante las fiestas tradicionales se realizan allí unas competencias de deslizamiento por la ladera en troncos de plátanos en la que participan muchos jóvenes. Ahora eso está todo quemado y no creo que se pueda utilizar en febrero, que es cuando se hace la fiesta”, destacó la directora de Conaf en la isla.

En los últimos años, tanto los servicios públicos como organizaciones privadas y universidades han estado trabajando en Isla de Pascua, tanto en la recuperación del suelo erosionado como en la reforestación.

Se ha estado reforestando con especies nativas como el mako’i ( Thespesia populnea ), cuya madera es muy cotizada por los artesanos, y con el matute, un arbusto cuya corteza es usada en la confección de los trajes típicos y también para suvenires.

Equipamiento

“La recuperación debe ir acompañada de medidas de prevención, porque si bien incendios siempre ha existido en la isla, no es común que haya seis en forma simultánea”, señala Camilo Rapu, presidente de la comunidad indígena Ma’u Henua, que coadministra el parque Rapa Nui desde hace un año.

Rapu sostiene que los incendios forestales han puesto en riesgo también los sitios arqueológicos y recordó que uno de los focos se extendió hacia el sector de Orongo. Indicó que hasta ahora se sabe que hay dos piezas arqueológicas dañadas.

El equipo de Conaf que viajó a la isla realizó cursos de capacitación para el combate de los incendios.

Al respecto, Rapu aseguró que crearán su propia brigada y que van a adquirir los implementos necesarios.

“Acá, los vehículos que usa Bomberos para enfrentar incendios terminaron su vida útil hace rato y en los últimos incendios el carro terminó por colapsar”, señala el alcalde, Pedro Edmunds Paoa.

El intendente de la V Región, Gabriel Aldoney, en tanto, señaló que el carro va a ser repuesto. Por su parte, consejeros regionales manifestaron su inquietud por la precariedad de medios que presenta la isla para enfrentar estas emergencias.

0 comentarios:

Sitio Web

Diseño y Gestión Web por ZOEK
Contenidos y Comunicaciones por 4 Ojos Comunicaciones