Los desafíos de una mayor penetración de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) en Chile

El discurso de Michelle Bachelet en la Cumbre Climática de la ONU, realizada este martes en Nueva York, apuntó al aumento de la presencia de la energías renovables no convencionales (ERNC) en la matriz energética.Un 45% de la generación eléctrica instalada de aquí al 2025 provendrá de fuentes energéticas renovables no convencionales y en este sentido, me es grato anunciar que este año ingresarán más de de 1.000 MW de ERNC a nuestra matriz energética”, señaló la Mandataria.
Según las cifras de agosto de 2014 del Reporte Centro de Energías Renovables (CER), la penetración de las renovables llegaba a los 1.716 MW de potencia en la matriz, concentrados fundamentalmente en las fuentes eólica y fotovoltaica.  Mientras que a nivel porcentual se llegaba a un 8,9% de penetración frente al 91% de las energías convencionales.
errnc 2
ernnc
 Asimismo y tal como se detalla en las siguientes tablas de obras en construcción elaboradas por el gremio de la generadoras,de aquí a diciembre de 2015, se integrarán un total de 960 MW de ERNC, 596 MW para el Sistema Interconectado Central (SIC), y 363 MW al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).
sic

sing
En este contexto, desde las Generadoras A.G optan por reconocer que se trata de un aporte relevante pero que implica considerar los desafíos que impone una mayor penetración de este tipo de fuentes. A la luz de las cifras, el vicepresidente ejecutivo de la organización gremial, René Muga, señala que “en condiciones hidrológicas normales y húmedas, el sistema generalmente presenta horas en el día (cuando la demanda disminuye) una operación a costos marginales reducidos. En estos casos el aporte de energía de las ERNC no representaría un ahorro al sistema por desplazar energía térmica y por lo tanto no habría efecto en los costos marginales de la operación.En este escenario y con altos aporte de ERNC, provenientes de fuentes intermitentes,debe compararse con los efectos en la operación que originan estas tecnologías en un sistema hidro-térmico. Incluso en un sistema térmico en base a unidades eficientes de generación (como lo es el SING), los efectos en la operación de niveles altos de ERNC pueden ocasionar en mayores costos totales de operación, puesto que obligan a dichas unidades eficientes a modular su operación.  El desafío es evitar que ello se traduzca en un costo mayor de operación y mantenimiento (incluso puede afectar la vida útil de las centrales termoeléctricas)”.
Asimismo el experto hace notar que el efecto en los costos marginales de los último años, producto de la penetración de la energía renovable no convencional  -eólico principalmente y solar crecientemente -, ha estado determinado por “las condiciones de operación presentadas en este último periodo y que tienen que ver con bajos aportes hidroeléctricos, precios de combustibles altos y falta de gas natural a precios bajos, contexto en el que las operación de unidades térmicas de costos operacionales altos (diésel o derivados del petróleo) ha sido casi constante. Claramente, en estas condiciones, el aporte de las ERNC ha sido positivo “.
Luego agrega que “en este escenario coyuntural, la inyección de energía eólica y solar efectivamente ha significado desplazar unidades térmicas de costos de operación altos y así bajar el costo marginal, pero dada la magnitud creciente de esta energía intermitente, la reducción de estos costos marginales puede ir siendo acotada.

Un sistema más flexible


Para Muga la operación de un mayor nivel de energía ERNC en los sistemas, y principalmente la proveniente de tecnologías de generación intermitentes, obligará al sistema a operar de manera más “flexible”.  Esto equivale a que “se combine el ingreso de los bloques de energía ERNC no gestionable sin afectar la continuidad y calidad del suministro final a clientes. Esta mayor flexibilidad la otorgan las denominadas unidades de respaldo de la operación, que deben ir integrándose a los sistemas de una manera óptima para no encarecer la operación total del sistema. Las ERNC irán siendo cada vez más importantes en la matriz y eso requiere tomar las medidas a tiempo que permitan asegurar una operación eficiente del sistema. Esto es necesario, pues la utilización de unidades de generación no diseñadas para dar ese respaldo sólo repercute en mayores costos. La incorporación de un volumen muy relevante de algunas tecnologías como la eólica y solar deberían considerar también los costos de respaldos que ellas necesitan dada su intermitencia y volatilidad de producción”.
De cara a los costos que en la práctica se acarrearían al sistema, una tesis realizada en la Escuela de Ingeniería de la la PUC, denominada como “Medición del Impacto de la penetración de ERNC intermitentes en los costos del SIC” de junio 2014, indica que los costos totales, que incluyen inversión en generación y transmisión, más costo de generación, podrían aumentar con una mayor penetración de ERNC intermitente. Al año 2024, según el mismo estudio, por cada 100 MW de generación eólica adicional instalada, la capacidad de reserva necesaria aumenta en 1,7 MW aproximadamente, mientras que por cada 100 MW de generación solar adicional instalada, la capacidad de reserva necesaria aumenta en 4,0 MW”.
¿Cómo superar entonces el desafío que implica el alza de costos que implica la integración de volúmenes significativos de ERNC intermitentes al sistema? Muga plantea que el proceso debe incluir la valorización de los costos de respaldos que ésta necesitan dada su intermitencia y volatilidad de producción.  Y ejemplifica con otros sistemas en los que junto con promover la penetración de las renovables, se ha aplicado una fórmula en la que “la que las mismas ERNC buscan su complemento para poder ofrecer un producto de iguales características que el resto de las tecnologías de base que mantienen continuidad en el despacho. Se ven por ejemplos esquemas complementarios entre centrales eólicas y centrales a gas o hidroeléctricas, para dar el respaldo necesario cuando la central eólica no aporta energía al sistema porque las condiciones de viento no lo permiten”.
“Las energías renovables eólicas y solares serán cada vez más relevantes en Chile que debiera ver crecientemente una mayor diversificación en su parque generador. La clave es abordar con anticipación los desafíos que implica su incorporación  para todo el sistema”, remata.
Fuente: El Dínamo

0 comentarios:

Sitio Web

Diseño y Gestión Web por ZOEK
Contenidos y Comunicaciones por 4 Ojos Comunicaciones